Datos interesantes del campo magnético de la Tierra

Aprenderá datos interesantes sobre el campo magnético en este artículo.

Datos interesantes sobre el campo magnético.

Durante varios miles de millones de años, nuestro planeta ha sido un gran imán. La inducción del campo magnético de la Tierra varía según las coordenadas. En el ecuador, es aproximadamente 3.1 a 10 menos el quinto grado de Tesla. Además, hay anomalías magnéticas, donde el valor y la dirección del campo difieren significativamente de las regiones vecinas. Una de las anomalías magnéticas más grandes del planeta son las anomalías magnéticas de Kursk y de Brasil.

El origen del campo magnético de la Tierra sigue siendo un misterio para los científicos. Se supone que la fuente del campo es el núcleo de metal líquido de la Tierra. El núcleo se mueve, lo que significa que la aleación fundida de hierro y níquel se mueve, y el movimiento de partículas cargadas: esta es la corriente eléctrica que genera un campo magnético. El problema es que esta teoría (geodynamo) no explica cómo se mantiene estable el campo.

El campo magnético de la Tierra protege al planeta de los rayos cósmicos y el viento solar.

Las aves migratorias encuentran su camino a través del campo magnético. Además, las tortugas y algunos otros animales, como las vacas, son guiados por ella. Gracias a él, también aparece la aurora.

En la parte sur del Océano Atlántico, el grosor del campo magnético ha disminuido notablemente y hoy es solo un tercio de la norma. Este hecho es muy alarmante para todos los científicos del mundo, porque esa brecha puede destruir el planeta en un tiempo bastante corto. En los últimos 150 años, el grosor del campo en esta ubicación se ha debilitado en un 10%.

Los polos magnéticos de la Tierra se están moviendo. Su desplazamiento se ha registrado desde 1885. Por ejemplo, en los últimos cien años, el polo magnético en el hemisferio sur ha cambiado en casi 900 kilómetros y ahora se encuentra en el Océano Austral. El polo del hemisferio ártico se mueve a través del Océano Ártico hacia la anomalía magnética de Siberia Oriental, su velocidad de movimiento (según 2004) fue de unos 60 kilómetros por año. Ahora hay una aceleración del movimiento de los polos: en promedio, la velocidad crece 3 kilómetros por año.

Hoy no existe una oportunidad real para fortalecer el campo magnético de la Tierra y proteger aún más al planeta de la influencia externa del Sol. Sin embargo, la investigación moderna ya está en camino de "curar" la atmósfera y "reparar" agujeros utilizando tecnologías existentes o en desarrollo.

Agrega un comentario

Responder

Su correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *